Inicio
Cobertura informativa

Homenaje a un hombre imprescindible

por: Aline Marie Rodríguez

Leonardo Acosta es de aquellos hombres que Bertolt Brecht definía como imprescindibles. Su prolífica obra como músico, investigador y periodista lo ha convertido, sin duda, en uno de los intelectuales más relevantes de la Isla; razón más que sobrada para que se le dedique la 24 Feria Internacional del Libro.

En el marco de este encuentro dedicado a la vida y obra de Leonardo Acosta, escritores, intelectuales y amigos dedicaron palabras de merecido homenaje a quien ha sido galardonado con los premios nacionales de Literatura (2006) y de Música (2014).

El presidente de Casa de las Américas, Roberto Fernández Retamar, moderador del coloquio, reconoció el lugar insustituible que ocupa Acosta en la cultura cubana.

Pedro Pablo Rodríguez, investigador y ensayista, destacó los meritorios ensayos del escritor sobre la obra martiana, puesto que logra vincular el ideario del Apóstol con las culturas originarias de América. Además, precisó que “nos ha dejado una mirada que rompe con la condición colonial, su virtud es la polémica”.

Al valorar los estudios sobre Alejo Carpentier del premiado escritor, la directora de la revista Revolución y Cultura, Luisa Campuzano, lo calificó como “el más lúcido documentador de la obra carpenteriana”.

El escritor Reynaldo González, Premio Nacional de Literatura, no dejó de reconocer la pluralidad de miradas y enfoques en la obra del autor, así como su insaciable curiosidad intelectual. “La versatilidad es una de sus marcas más importantes”, comentó.

Sobre la carrera musical de Leonardo Acosta —quien fue saxofonista de la Banda Gigante de Benny Moré e integró el antológico Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC—, el musicólogo Radamés Giro aseguró que “no solo fue un teórico, sino un músico práctico que estudió la música desde dentro”.

La ocasión resultó propicia, igualmente, para presentar varios volúmenes de la autoría de Leonardo Acosta, publicados por varias casas editoriales del país, entre ellos, Del tambor al sintetizador, Ensayos escogidos, Música y épica en la novela de Alejo Carpentier, El indio de nuestra América, El barroco de Indias y otros ensayos, Elige tú que canto yo, Otra visión de la música popular cubana y Ensayos escogidos.

El cierre del coloquio no podía ser de otra manera que acompañado por el jazz, género musical que le ha apasionado durante décadas y el cual no solo ha trabajado como intérprete sino también como investigador. Por ello, la Jazz Band de Joaquín Betancourt le ha dedicado un concierto. 

 

La Feria del Libro de La Habana 2015, día a día y por dentro, míralo y descárgalo en youtube

Editado por Yaremis Pérez Dueñas