Inicio
Cobertura informativa

Homenajes a la historia

por: Rogelio Manuel Díaz Moreno

 

Este lunes 16 de febrero resultó otro día propicio para la 24 edición de la Feria Internacional del Libro, La Habana 2015, así como para la autora homenajeada, Olga Portuondo Zúñiga. En horas de la mañana, en la fortaleza de La Cabaña, la destacada historiadora participó en la presentación de varias de sus obras al público asistente.

Los títulos ofrecidos recogen gran parte de los significativos aportes en la materia realizados por la reconocida investigadora santiaguera. En sus páginas se reflejan disímiles figuras históricas, así como procesos y sucesos clave para la comprensión de la sociedad y la nacionalidad cubanas.

El panel contó, por un lado, con la presencia de Juan Carlos Santana, director del sello Nuevo Milenio, que leyó una presentación laudatoria, enviada por Enrique López Mesa, relativa a uno de los libros ofrecidos. Por el otro lado, el historiador francés Bernard Lavallé, resaltó otros de los títulos y profundizó más en los aportes generales de la vida y obra de “Olguita”, su entrañable amiga y colega de varias décadas.

La trascendencia de la extensa labor de Olga Portuondo Zúñiga fue expuesta una vez más a los asistentes de la actividad realizada en la sala Alejo Carpentier. Esta académica ha realizado aportes en varias áreas donde cuestiona, por ejemplo, la negativa tendencia del “habanocentrismo”, que limita al ámbito de la metrópoli capitalina todo lo que pudiera ser de importancia o representativo en la historia y cultura cubanas. La obra de Portuondo Zúñiga ha reivindicado, frente a este enfoque reduccionista, procesos y figuras de gran peso para nuestra nacionalidad, desarrollados en la región oriental del país.

De la misma forma, existe cierto olvido de los primeros siglos de la historia colonial de Cuba, relegados en favor de épocas recientes y más estudiadas. En contraposición a ello, la historiadora ha demostrado con sus estudios que en los siglos XVII y XVIII existen motivos más que suficientes para indagar sobre los orígenes de lo que hoy damos por sentado. Aquí se puede añadir que, según Lavallé, estos problemas no son solo privativos de Cuba, porque resultan típicos en la mayor parte de la historiografía de América Latina.

Los libros presentados este lunes son un reflejo de lo anteriormente escrito. En ellos se exponen los avatares de algunos criollos con vidas agitadas; sucesos históricos y militares acaecidos durante las pugnas de los imperios europeos en el Caribe; así como otros de carácter religioso y cultural, claves en la evolución de la sociedad cubana. Al abordar la famosa obra sobre la Virgen de la Caridad, se hizo hincapié en su origen humilde, dada la presunta primera aparición de la misma ante hombres negros y aborígenes; a partir de los cuales se extendería su veneración hacia el  el resto de los criollos.

De cualquier manera, los elementos básicos de la obra de Olga Portuondo Zúñiga conforman pilares auténticos para la historiografía de nuestro país. Su elemento unificador retrata una etapa en la que empieza la forja de los sentimientos propios de una nacionalidad; en la que comienza la incubación de sentimientos de patriotismo, y seres humanos con muy distintas naturalezas empiezan a relaborar mentalmente y replantearse realidades  hasta verse a sí mismos con una mentalidad distinta. Estas personas empezaron a cuestionar esa realidad que les habían enseñado, y empezaron a visualizarla como era, o al menos, como creían que debía ser,  proceso que, a fin de cuentas, daría como resultado los primeros pasos para actuar e intentar construir proyectos propios de y para un país nuevo. 

Para ampliar la cobertura informativa visite:

Libro Habana TV

 

Editado por: Dino Allende