Inicio
Cobertura informativa

Espacio asegurado en Las Tunas

por: Pastor Batista Valdés

Las Tunas.— El ligero desplazamiento que esta vez registra la Feria del Libro, hacia el céntrico bulevar de la ciudad y su transversal calle Colón, no alteran el torrente de niños, jóvenes y adultos que vuelven a confluir sobre kioscos y puntos de venta, luego de ser abierta aquí la mayor cita popular que Cuba organiza en torno a la lectura, el libro y la literatura.

Escenario de un renovador empuje a favor del entorno urbanístico, arquitectónico y cultural, Las Tunas reacomoda su espacio para facilitar acceso a los más de 300 títulos que, según los organizadores, llegaron a la provincia en representación de todas las editoriales cubanas.

Las letras tuneras vuelven a estar presentes por medio de una docena de obras, ocho de ellas impresas por la casa editorial del patio (Sanlope), algunas de las cuales correspondieron con su agotamiento total en venta el privilegio de haber sido elegidas para ocupar sitio en el recinto de la capital cubana.

Las mayores opciones siguen entallando al gusto y la preferencia de niñas y niños, aún cuando despiertan interés el libro Vilma, una vida extraordinaria; los relacionados con la epopeya internacionalista en Angola y el titulado De Barinas a Miraflores, en honor al fallecido líder bolivariano.

Al dejar abierta la Feria y evocando la universal dimensión de Chávez, el poeta y narrador tunero Carlos Esquivel afirmó: "La poesía es la mejor manera de ahuyentar a la muerte".