Inicio
Cobertura informativa

Cultura y pensamiento venezolanos en última jornada de Feria del Libro

por: Martha Isabel Andrés Román

Desde Venezuela llegó la obra de Antonio Trujillo a la 22 Feria Internacional del Libro Cuba 2013, con la propuesta de varias de sus creaciones líricas, entre ellas el volumen Hilo de pájaro, poemario merecedor del premio de Literatura Stefanía Mosca 2012.

En Hilo de pájaro la palabra se comunica al poeta por su relación con Dios. Es más que un canto al ser, un esclarecimiento que borra la frontera entre el decir y la espera, de esa forma la nota de contracubierta invita al lector a sumergirse en un texto que desde la sencillez formal de los versos de arte menor, propone un universo espiritual de gran riqueza, donde los destinos de los todas las cosas parecen estar ligadas por un lazo invisible.

El hilo que anuncia el título del volumen es conexión espiritual, entre pájaro y árbol, entre árbol y artesano, entre hombre y poesía. “Antes de escribir/ limpia las tablas/ aparta esas lajas/ hieren la veta/ y el nudo oye/ busca el centro de la hondonada/ tu flor de urape.”

Con obras como esa el autor mostró su intensidad a los asistentes este domingo a la sala José Lezama Lima de San Carlos de la Cabaña, sede principal de la fiesta de las letras. En ellas, según reconoció en su momento el jurado del premio, “sobresale la construcción de un curso narrativo que establece un plano de íntimas resonancias y significaciones”.

“De higo la hoja/ tibia por la leche/ de una cabra/ y aquella astilla/ de volcán/ en la boca/de un aljibe/ certera/ sobre el cuerpo/ de las almendras/ allí mi ser”. De ese modo el acento del poeta discurre por tonos íntimos en los que la unión con cuanto le rodea, incluso con lo más cotidiano, adquiere un sentido trascendental.

Pero además de la presentación de su obra, el poeta quiso aprovechar su espacio en la Feria Internacional del Libro para promover la Revista Nacional de Cultura, publicación que es la más antigua de su tipo en Venezuela, con más de siete décadas de actividad ininterrumpida en torno al quehacer artístico y sociocultural de la nación sudamericana.

Según resaltó Trujillo, desde la aparición de la revista en 1938, bajo la dirección de Mariano Picón Salas, se ha convertido en un espacio para acoger la labor de hombres y mujeres que desde las más variadas disciplinas contribuyen a la formación del  imaginario colectivo.

Esta es una revista de pensamiento latinoamericano, no solo venezolano, pues en ella escriben autores de otras naciones como Cuba, México, Colombia, y toca realidades de todo el continente, expresó el escritor, quien en la actualidad dirige la publicación.

Presentamos escritores, pintores, cronistas de cada región del país. El contenido de la revista es el corazón de Venezuela, lo más selecto de sus artistas. La intención en esta nueva etapa también es acercarnos a lo latinoamericano, a través de figuras como la de Picón Salas, pero también de José Martí, señaló.

De acuerdo con Trujillo, les interesa mucho el pensamiento filosófico latinoamericano, el modo en que nos vemos a nosotros mismos, sin negar a Occidente, pero reflexionando desde el nosotros.

Reveló que uno de los temas a los que han dedicado más espacio en los últimos tiempos es a la figura del cronista en las localidades, esas personas que aunque no son reconocidas oficialmente por los municipios, conservan el invaluable tesoro de la memoria colectiva. Se trata del rescate de la historia local narrada a través de sus propios protagonistas cotidianos.

Cuando la Revista Nacional de Cultura arribó a su aniversario 70, en 2008, sus propios realizadores resaltaron que para celebrar esa fecha se habían propuesto una programación de cara al socialismo del siglo XXI para ampliar su labor de poner al acceso de todos, la información sobre el patrimonio intelectual y la memoria afectiva del país.

Así, con la lectura de los poemas de Antonio Trujillo y con la invitación para acercarnos a la prestigiosa publicación del país sudamericano, los asistentes a la última jornada del evento cubano de las letras pudieron descubrir más sobre la cultura, el arte y la identidad de una nación que juega un papel de peso en la realidad continental.