Inicio
Cobertura informativa

Los rumbos de la poesía argentina en la última década

por: Maydelis Gómez

¿En qué anda la poesía argentina en la última década? ¿Cómo se puede convertir en un instrumento eficaz para el combate y la transformación social? Fueron las preguntas que la escritora y ensayista Fernanda García le hizo a sus coterráneos argentinos para iniciar el panel “La poesía como arma política”.

De acuerdo con el escritor y editor Juan Diego Incardona, la preocupación por la política está muy presente no solo en la poesía, sino en toda la literatura argentina. “Me atrevería a decir que es una marca bastante explícita de gran parte de las obras de la literatura latinoamericana”. El también coordinador de talleres literarios hizo un recorrido histórico por el devenir de este género y aseguró que “las distintas generaciones, a partir de estos contextos, de las marcas de la época y de los imaginarios han ido actualizando el discurso”.

Asimismo, el fundador de la Editorial independiente Paradiso, Américo Cristófalo, apuntó que la idea de poesía moderna tiene mucho que ver con “la idea de la representación carnal del presente”. “La relación de la poesía y su capacidad de formación política es una de las preguntas modernas centrales de este género”, puntualizó. Para sustentar sus criterios, el ensayista hizo un recorrido por la obra del bardo Leónidas Lamborghini, en el que demostró esa relación intrínseca entre política y poesía.

Por su parte, el periodista Martín Rodríguez, manifestó que “las nuevas generaciones que escriben, al menos desde hace veinte años para acá, han tenido un gran corte con la tradición y con la historia, es decir, hay una secularización con respecto a estos dos temas. Sin embargo, sí establecen una relación: es con el mundo contemporáneo,  que también incluye la tradición y la política, pero en un sentido horizontal”.

Todos los panelistas concordaron en que la poesía que se hace hoy, aunque no sea tan política como aquella de los años 60 y 70, en la que se usaba como arma de resistencia y denuncia, todavía sigue estando comprometida con su país y con las generaciones que los antecedieron.