Inicio
Cobertura informativa

La oralidad o creer en el verbo ajeno

por: Onaisys Fonticoba Gener

Entre los pasos dados por el gobierno revolucionario de Venezuela para generar una conciencia más identificada con sus raíces, se incluye la revisitación de sus fuentes y testimonios orales.

Con ese propósito se desarrolló un singular proyecto que, a partir de los relatos de cronistas comunales recogió una realidad, “otra”, más apegada a los orígenes, tradiciones y leyendas de la nación suramericana. La revista Trapos y helechos, fundada en 1980, es su resultado.

Según comentó el cronista Antonio Trujillo al presentar el último número de esa publicación en la Casa del ALBA Cultural, la idea partió de un suceso que marcó la vida de los habitantes del poblado de San Antonio de los Altos, cuya comunidad fue arrasada y convertida en «ciudad dormitorio» por el avasallamiento de los munícipes de Guaicaipuro. «Esa experiencia —dijo— nos llevó a escuchar voces ancestrales dispuesta a rescatar la historia de esos pobladores, y a entender la oralidad como un arma, no solo a favor de la identidad del país, sino del continente todo».

De ese modo se dio inicio a una revista que incluyó no solo en sus páginas el testimonio de quienes vivieron o vivían en San Antonio, sino que los combinó  con textos de figuras cimeras de las letras venezolanas. «Comenzamos por la defensa de un árbol, de una casa. Así que cuando nos dijeron que recoger testimonios era algo antropológico, yo pregunté: ¿qué es eso?»

Trujillo destacó el aporte de la oralidad a grandes obras de la literatura americana como Doña Bárbara y Maisanta, el último hombre a caballo, y recordó el protagonismo de los barrios comunales dentro de la construcción de ese legado:

Las mejores producciones de la literatura parten de arrancar las vivencias a la comunidad. La oralidad es creer en el verbo ajeno y tiene fuerza, porque es la cultura no interrumpida. Se puede interrumpir un Estado, pero no se interrumpe la identidad de un pueblo. […] Y aunque la historia oficial asuma los hechos, la oralidad transforma las verdaderas tragedias de los pueblos y las convierte en mito, en leyenda, en lo que somos.

Además de Trapos y helechos, Trujillo presentó la edición más reciente de la Revista Nacional de Cultura, del Ministerio venezolano del Poder Popular para la Cultura.

El escritor, quien además dirige Revista ..., explicó que la misma incluye a los cronistas comunales, pero también los relatos procedentes de las zonas urbanas, los cuales no figuraban tradicionalmente en el ámbito editorial. La publicación posee una rica y variada literatura que se combina con la oralidad, de modo que hay partes en las que no se lee, sino se escucha.

En la presentación de los números estuvieron presente el embajador de la República Bolivariana de Venezuela en Cuba, Excelentísimo Señor Edgardo Ramírez, y representantes de la Fuerza Armada Nacional de ese país.