Inicio
Cobertura informativa

Un libro para acercarnos al Art Decó en La Habana

por: Maydelis Gómez

Si quiere usted conocer los principales exponentes de uno de los estilos arquitectónicos más importantes de Cuba, no debe dejar de leer el texto Art Decó en La Habana Vieja que bajo el sello de Ediciones Boloña fue presentada en esta 22 Feria del Libro.

La idea del volumen responde a una pregunta que su autor Alejandro G. Alonso, se hizo un tiempo atrás: ¿Hay tantos ejemplos de Art Decó en La Habana Vieja como para dedicarle un libro? La respuesta la encontró muy pronto: “hay material como para dedicarle una enciclopedia”, aseguró durante la presentación realizada en la Calle de Madera del Centro Histórico capitalino.

Aquí el investigador nos acerca a edificaciones emblemáticas y otras no tan conocidas del estilo Art Decó. El también director del Museo Nacional de la Cerámica Contemporánea analiza ejemplos sencillos y pequeños detalles que muchas veces pasan inadvertidos para los visitantes y hasta para quienes transitan habitualmente por las calles habaneras.

Para Silvana Garriga, editora de la obra, uno de sus méritos es que motiva a “reparar en todos los detalles hermosos que nos rodean, los cuales a veces no apreciamos debido al deterioro o a la conjunción de estilos en los espacios urbanos. Tomando el índice de este texto podemos realizar un paseo por el municipio habanero. Esta aventura ha sido posible gracias a la pupila aguzada de Alejandro y su sensibilidad para apreciar las bellezas de nuestro entorno y revalorizarlas”.

El libro posee un gran número de fotografías que permiten al lector comprender la llegada, el impacto y los remanentes de este movimiento en el territorio. El texto de Alonso abarca estructuras comerciales; instituciones culturales como el Teatro Fausto, la librería La Moderna Poesía; edificios de apartamentos; esculturas ambientales y monumentos conmemorativos. Es un recorrido histórico por este estilo que muestra desde sus primeras apariciones en la capital con el edificio Bacardí (1930), hasta su presencia en los años 50 con el edificio de la Marina de Guerra.

El Art Decó tuvo su auge en el mundo a partir de la Exposición Internacional de Artes Decorativas e Industriales Modernas, que en 1925 se celebró en la ciudad francesa de París. “Los ecos del movimiento llegaron a Cuba apenas cuatro meses del acontecimiento parisino, cuando la revista Social, en octubre de 1925, publicó un reportaje gráfico de dos páginas que reproducían los principales pabellones de la muestra”, explica Alonso.