Inicio
Cobertura informativa

Luis Fernando, una vida dedicada al periodismo y la literatura

por: Maydelis Gómez Samón

Hace unos días el periodista y escritor angolano Luís Fernando, nos conquistó con su verbo al presentar el libro !Quién fuera ola!, de su coterráneo Manuel Rui Monteiro. Ahora vuelve a la Sala Nicolás Guillén de la fortaleza Morro-Cabaña para hablarnos de su vida en el habitual espacio Encuentro con…, que conduce la periodista Magda Resik.

Fernando rememoró su infancia en el campo de Angola y aseguró que allí descubrió su verdadera vocación por las letras, aunque su madre era analfabeta y su padre solo tenía cuarto grado. "A los 11 años, cuando me preguntaban a qué me dedicaría cuando adulto, yo respondía que al periodismo. Y ya a los 19 años supe que iba a ser escritor", explicó este gran conversador que hoy alterna ambas profesiones en su vida.

Vino a Cuba por primera vez en 1986 para estudiar periodismo, aunque hacía ocho años que ejercía este oficio en la radio de su país natal. "En esta tierra descubrí a grandes nombres de la literatura Latinoamericana como Carpentier, Guillén y otros escritores del realismo mágico. En Cuba me hice un seguidor incorregible de Gabriel García Márquez", aseguró. Además, "fue en esta etapa cuando escribí mi primer libro, que luego se publicó en Angola", confesó.

Mientras hacía los estudios superiores, también trabajaba como corresponsal de Angola en Cuba para diferentes medios. Y precisamente, fue la realidad cubana la que reflejó en el reportaje que lo hiciera merecedor del premio Maboque de periodismo en 2011. Este es el galardón más importante del periodismo angolano, el cual fue instituido en 1992 por el grupo César e Filhos, con el objetivo de estimular a los periodistas angolanos, el sentido de creatividad e innovación durante el desempeño de su misión.

Este hombre sencillo que es capaz de publicar un libro por año, ser director del prestigioso semanario O País precisó que en su obra le interesa que las personas reflexionen: "mi compromiso siempre ha sido con mi pueblo y con la sociedad".

Luís Fernando indicó que las fronteras entre el reportaje periodístico y la literatura son muy difusas: "si estoy aquí es porque creí que no existían diferencias tan marcadas entre uno y otro. En el periodismo soy lo más objetivo posible, y en la literatura intento ser lo más creativo posible".

Ante la pregunta de Magda Resik de ¿cómo es hoy Angola como país?, respondió que es una nación comprometida con el desarrollo, que está recuperando su infraestructura. "De acuerdo con las grandes organizaciones mundiales es uno de los países que más crece. Pero hay muchas cosas que aún tienen que mejorar. Yo tengo una formación humanista, y me gusta ver justicia a mi lado", puntualizó.

Sobre la presencia de Angola en la Feria, manifestó que desde hace 30 años no se formaba una delegación tan grande y con tanta calidad como la que asiste a esta fiesta de las letras: "puedo asegurar que los artistas que vinieron a Cuba son los mejores de Angola".

La periodista también indagó sobre si aún Cuba seguía siendo una nación querida y venerada en Angola. Fernando respondió que "en estos momentos hay una disputa política muy fuerte. Los partidos se pelean, pero cuando hablan del tema cubano todos están de acuerdo, no existe ningún tipo de discusión al respecto. Allá existe una asociación que se llama Los Caimaneros, allí nos reunimos todas las personas que estudiamos en Cuba y realizamos muchas acciones para mantener viva la llama; además, jugamos pelota, celebramos el 26 de julio…".

Sin dudas, Luís Fernando, quedó atado a Cuba desde hace más de 25 años. Los presentes en la Sala Nicolás Guillén disfrutaron al escucharlo decir que para él la mejor película del mundo es Vampiros en La Habana, "ahí está todo lo que es este país y se la pongo al menos una vez por semana a mi hijo. Es indudable que lo que siento por Cuba es un amor real, total y permanente".