Inicio
Cobertura informativa

Cuentos que revelan a una nación

por: Nancy Maestigue Prieto

Vivencias, angustias, añoranzas, modos de pensar que transmiten la vida de una nación que atesora una gran riqueza cultural están presentes en la antología De sueños y travesías. Cuentos angolanos, publicada por la Editorial Arte y Literatura, que reúne a cuarenta y cuatro escritores del país invitado a esta 22 Feria Internacional del Libro, Cuba 2013 y que fuera presentado por la intelectual angolana, Irene Guerras Márquez, profesora de la Facultad de Letras de Angola y el escritor cubano, Jesús David Curbelo.

Con una traducción compartida por Virgilio López Lemus, María de los Ángeles Rezk y Rodolfo Alpízar Castillo, este volumen se convierte en la segunda antología de la nación invitada, distribuida en Cuba.

El interés de publicar antologías de cuentos es la posibilidad de dar a conocer a los escritores angolanos, sobre todo para los estudiantes de letras que, en su mayoría, no los conocen, expresó la señora Guerras Márquez, como el realizado con la antología Entre la luna, el caos y el silencio, que reúne a varios poetas de su país, de la que fue coautora.

Conversó con los presentes del volumen del que se realizó una selección para la publicación de Arte y Literatura. Explicó que el original fue muy difícil completarlo, por el interés de dar a conocer la mayor cantidad de autores que pertenecieron a la literatura de las décadas del sesenta y setenta, y los más cercanos; por marcar diferentes épocas, tendencias, y corrientes literarias; pero todos, “representantes de la literatura angolana”, que coadyuvaron a crear una identidad.

“Este intercambio es muy importante para Cuba y Angola”, para lograr que niños y jóvenes cubanos conozcan la literatura de esta nación y viceversa.

Por su parte, Curbelo basó su presentación en la relación que existe entre la Antología de cuentos angolanos, publicados por esta misma editorial y el título presentado, De sueños y travesía... La base de esta comunión estuvo dirigida a demostrar como uno y otro se complementan porque a partir de ellos se puede tener una panorámica de la cuentística angolana del siglo XX y XXI, donde se recrean la historia del país, con textos, la mayoría de carácter realista que hurgan en la sicología del angolano, la picaresca y la cercanía con la tradición oral; muchos tienen ese aliento, esa contaminación con las lenguas autóctonas que han formado el habla popular, que los convierten en un “manual lingüístico”.

Consideró que ambas antologías son una apertura al mundo con un diálogo más abierto y en ese proceso de experimentación se “produce una especie de provocación para ir a buscar a otros autores”

De sueños y travesías. Cuentos angolanos, es una suerte de regalo para el lector cubano, por los vínculos culturales que existe entre Cuba y Angola; por eso Jesús David Curbelo, le auguró “un viaje interesante en manos de los lectores.