Inicio
Cobertura informativa

Un encuentro de amigos

por: Teresa Fornaris

En los días anteriores a la feria, mientras se organizaban las lecturas, las visitas, no imaginé que entraríamos con tal naturalidad y prontitud al espacio de afecto y simpatía que lleva la amistad. Como en otros momentos, la biblioteca Ada Elba Pérez de la Casa de la Poesía, se ofreció para acoger las lecturas, ahora, de los poetas angolanos y ha sido nuestra suerte.

Además de los libros con sus dedicatorias, el público que siempre nos anima recibir, las fotos que vamos dejando, borrosas o cortadas —lamentablemente nunca en condiciones de enviarlas para publicar— hemos ganado el mayor de los premios, los nuevos amigos. Así se dieron cita en nuestra Casa, el pasado jueves, los poetas João Melo, ArlindoBarbeitos,  José Luis Mendoça y nuevamente ZethoCunhaGonçalves.

João Melo nació en Luanda, en 1955. Es escritor, periodista, profesor universitario y Diputado a la Asamblea Nacional de Angola. Su obra como poeta, narrador, cronista y ensayista ha sido ampliamente publicada y traducida al inglés, francés, alemán, italiano, húngaro y mandarín, además de formar parte de numerosas antologías dentro y fuera de su país natal.

A construçao do tempo, que reúne poemas desde 1990 hasta el 2000, es un bellísimo volumen que nos deja. Reflexivo y profundo, sus versos se dejan escuchar en la pequeña salita que nos acoge. El conocimiento llega a través de su percepción del espacio y del tiempo, de la adherencia a lo circundante, de lo inicialmente sensorial.

Nacido en diciembre de 1940, en Catete, provincia de Bengo, ArlindoBarbeitos es reconocido como un poeta cuya armonía vital lleva implícito la esencia de la relación del hombre con la naturaleza. En 1961 se vio obligado a huir de su país por razones políticas. Viajó a varios países, entre ellos Francia, Bélgica, Suiza y Alemania; estudió Antropología y Sociología en la Universidad de Frankfurt. Se dedicó a la etnología y fue profesor en la Universidad Libre de Berlín y luego en la Universidad del Oeste de Angola, a su regreso en 1975.

La poesía de Barbeitos, de alta concentración y densidad, mantiene un vínculo directo con lo mejor de la tradición oral africana. Refleja no solo la lucha de su pueblo por la independencia sino los motivos esenciales que animan la existencia del hombre.

Por su parte, José Luís Mendonça, que nació en 1955, en Colungo Alto, provincia del Kwanza Norte, espoeta y periodista. Colabora en diversas publicaciones de su país y en el Jornal de Letras, Arte e Ideas, de Portugal. Con numerosos libros publicados, Mendonça  es Licenciado en Derecho, graduado en la Universidad Agostinho Neto. Formó parte de lo que denominaron "novíssimageração", donde se incluía un grupo de jóvenes creadores cuya obra sobresalía de entre sus contemporáneos.

Preocupado por la situación de su país, de su pueblo, en los distintos momentos de su historia, su obra encuentra terreno fértil en aquella experiencias, que habiéndolas vivido o no, le son comunes. Su palabra gravita alrededor de lo sensorial ofreciéndole una connotación que supera su significado inicial.

Y el amigo Zetho, que vuelve a unirse al grupo de poetas a punto de despedirse de estas jornadas, además de nuevas lecturas, obsequió para nuestra biblioteca un elegante libro en forma de plaquette, la edición facsimilar de Poesía negra de expresión portuguesa. Además de un interesante ensayo introductorio de Mário Pinto de Andrade y nota final de Francisco Tenreiro, contiene poemas de Nicolás Guillén, Agostinho Neto, Alda Do Espirito Santo y otros.

Agradecidos quedamos, contentos de los nuevos amigos, de escuchar sus poemas, sus palabras, de cruzar todas las distancias para encontrarnos donde el hombre tiene la mejor morada.