Inicio
Cobertura informativa

Memorias de un internacionalista en Angola

por: Maydelis Gómez

Cuántos héroes anónimos no recorren el mundo sin que conozcamos sus proezas. Muchas familias en Cuba tienen los suyos, y siempre rememoran sus hazañas. África constituyó uno de esos escenarios, donde miles de cubanos destacaron por su valentía y arrojo. De estos sucesos quedan miles de historias por contar, pero cuando un protagonista decide llevar al papel esos recuerdos, los libros siempre son recibidos con beneplácito.

Bajo el sello de la Editorial Capitán San Luis, llega a esta Feria del Libro el testimonio del coronel (retirado) de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), Gonzalo del Valle Céspedes. En Angola. Memorias de un internacionalista cubano, el autor nos introduce por selvas intrincadas, carreteras y caminos casi inaccesibles del sur de Angola, y por el Frente Norte hasta la frontera con la República de Zaire.

El suceso narrado ocurrió entre octubre de 1975 y junio de 1976, cuando un grupo de cubanos y angolanos se propusieron expulsar de esas tierras a los sudafricanos, los mercenarios blancos y las tropas zairenses, rememoró el periodista Milton Díaz-Canter durante la presentación del texto, en la sala Cordeiro da Matta de la Fortaleza San Carlos de la Cabaña.

Gonzalo del Valle, por esos años mayor de las FAR, fue protagonista de combates y batallas trascendentes, por lo cual devino testigo excepcional de aquellos acontecimientos, indica en el prólogo de la obra el General de División Carlos Fernández Gondín.

El volumen, que destaca por la sencillez y fluidez con que está relatado, “pone de manifiesto el heroísmo de nuestros combatientes internacionalistas y de los patriotas angolanos, quienes hicieron posible las hazaña de salvar la independencia e integridad territorial de la República Popular de Angola”, expresa Fernández Gondín.

En un testimonio anterior, Gonzalo del Valle narró la operación militar conocida por “Carlota”. Sin embargo, en este texto apreciamos los episodios no son tan grandiosos, pues se cuentan los desarrollados en su radio de acción. El objetivo fundamental, explicó su autor, era ofrecerle a los lectores, especialmente a los jóvenes combatientes y oficiales de las FAR, una imagen, lo más real posible, de experiencias que puedan serles de utilidad.

La mayor satisfacción para Gonzalo del Valle es que en Angola. Memorias de un internacionalista cubano, el lector encuentre enseñanzas, pero también que aprecie “entrega y coraje, dolor y alegría, amistad, compañerismo y solidaridad, sentimientos que necesita el hombre pata no vivir endeudado con si tiempo”.