Inicio
Cobertura informativa

Canciones con rostros

por: Teresa Fornaris

En lo que comenzó siendo un espacio para creadores emergentes, promocionado de conjunto desde Brasil y Uruguay, rápidamente se convirtió en un universo poético, amplio, que con el nombre aBrace devenía en saludo abierto a la poesía y a la música.

En un proyecto que titularon “Voces encordadas” Nina y Roberto se unieron a los cantantes Adelaida Fontanini y Leonardo Figuera. Luego de las palabras introductorias de Bianchi, poemas musicalizados, canciones donde la poesía llevaba el mayor territorio, se dejaron escuchar en el bello patio de las yagrumas de la calle Muralla.

Toda una movilidad musical desplegaron los amigos que consideran la poesía como un espacio necesario de encuentros de diversas culturas. Los temas “Las lágrimas”, “La montaña” y “Amante de mi hoguera” dieron comienzo al convite. En el acompañamiento de los músicos, a veces leyendo sus poemas y otras como voz segunda, el poeta y animador cultural Roberto Bianchi, ofrecía al público el universo al que lleva entregado hace años.

Su desempeño como promotor de espacios culturales es conocido, no solo por las publicaciones digitales que pueden visitarse desde www.abracecultura.com sino por los encuentros que han realizado en distintos lugares del planeta. Su labor divulgativa incluye, además de la poesía y la música, las artes plásticas, el audiovisual, el teatro y el periodismo.

Cuentan con una revista internacional, en soporte de papel que circula tanto en Brasil como en Uruguay y de la que se envían ejemplares a los más de ciento veinte Representantes del Movimiento Cultural aBrace Internacional en todo el mundo. La Revista, de distribución gratuita, en el orden de los 5000 ejemplares, aporta notas y comentarios culturales que son de interés general para un público afín a la cultura y a sus extensiones paralelas: turismo cultural, eventos calificados, y otros.

Invitados en varias ocasiones a nuestro país, el proyecto aBrace ha participado en tertulias habaneras como en “Café con filo”, coordinado por la poeta Lisette Clavelo en la casa-estudio del ceramista José Fuster en Jaimanitas.

“A nuestro entender, los espacios deben ser ganados con el trabajo permanente y auténtico” ha dicho la poeta Nina Reis como parte del manifiesto poético de su proyecto; (debemos) “anteponernos como una alternativa, a los planes de sometimiento al monopolio cultural” y de ese modo lograr espacios más justos, de confluencia diversa y libre.

Con tangos, milongas, canciones, chamarritas y candombés, transcurrió el final de la mañana. Allí nos acompañaron otros poetas entre los que estaban Jorge Bousoño, incansable promotor, amigo también de esta casa, e Ileana Mulet, poeta y artista de la plástica que ha ilustrado sendos libros de los coordinadores de “Voces encordadas”.

Al amparo de las banderas de Cuba y Uruguay, en el particular lenguaje de la poesía y la música, palabras y acordes resultaron los mejores rostros de la multiplicidad y movimiento dinámico no solo de la poesía sino de la vida.