Inicio
Cobertura informativa

Yo sola me represento: una mirada de género

por: Elisa Beatriz Ramírez Hernández

Sociología, historia, vivencias personales, miradas con ojos de mujer, son los ingredientes del libro Yo sola me represento. De cómo el empleo femenino transformó las relaciones de género en Cuba, de la Dra. Marta Núñez. El título fue presentado este viernes en la sede de las Asociación de Naciones Unidas, en La Habana, como parte de la 22 Feria Internacional del Libro que se celebra en la capital cubana.

El Instituto de Investigación Cultural Juan Marinello y la Casa Editorial Ruth llevaron a cabo este proyecto, que reúne siete estudios de casos sobre “cómo las transformaciones radicales de las estructuras sociales acontecidas en la segunda mitad del siglo XX cubano produjeron un cambio sustancial en las actitudes de las mujeres y las relaciones intergenéricas”.  

Es por ello que la autora ubica como eje de su análisis el triunfo de la Revolución Cubana, en 1959, con todo lo que ello ha representado para el empoderamiento femenino hasta hoy.

Los artículos compilados en este volumen, escritos entre 1988 y 2010,  han sido publicados anteriormente en varios países, excepto “Las mujeres de la carreta”, el cual deviene relato sociológico de las experiencias de una pequeña comunidad, y se complementa con los  ensayos que componen el volumen.

En la  presentación, el Dr. Juan Carlos Alfonso, director del Centro de Estudios de Población y Desarrollo en Cuba, destacó el rigor metodológico y conceptual, la diversidad de temas, pero sobre todo la calidad de la escritura de Marta Núñez. Ella, apunta Alfonso, presenta una tesis que estudia las relaciones de género como un proceso desde arriba, guiado por la dirección del país, y también desde abajo, con los problemas de la práctica cotidiana.

Sin embargo, señala Alfonso que una de las virtudes de la investigadora es que incluye también a los hombres en su estudio, a fin de obtener una visión real del tema, porque de lo contrario solo se estaría hablando del desarrollo femenino. De ahí que el presentador enfatizara en la diferencia entre la categoría de “género” y la “perspectiva de género” propiamente, la cual es preciso construirla, pues no es posible abarcarla solo con cifras y datos.

En sus palabras, Marta Núñez aclaró que este es también un libro sobre los diferentes procesos que han ocurrido en los últimos años en Cuba, y de cómo ha influido, en su obra, la Revolución cubana, para llegar a ser socióloga. Recuerda la especialista que “después del 59 comencé a conocer verdaderamente cómo era Cuba … antes vivía en una burbuja…”; y  no faltaron las menciones a los grandes hitos que le abrieron los ojos hacia un mundo más real y cercano, como la Campaña de Alfabetización de 1961. También como fundadora de la Federación de Mujeres Cubanas conoció otras caras de la discriminación contra la mujer, cuando ella misma participó en numerosos proyectos impulsados por el gobierno revolucionario, para darle voz a las féminas, hasta entonces apagadas.

En ese empeño de toda una vida profesional, resaltó la autora el gran aporte de la Universidad de La Habana para comprender y estudiar estos fenómenos, a partir  de las ideas que se generaron alrededor de la revista Pensamiento Crítico y el Departamento de Sociología de la casa de altos estudios.

En Yo sola me represento… puede observarse, sin dudas, un tránsito eficaz por una temática imprescindible para la Cuba de hoy, en medio de las actuales transformaciones económicas, que por cierto, ya han colocado a esta investigadora en el camino correcto hacia otra cumbres de estudio.