Inicio
Cobertura informativa

Ediciones La Luz brilla en el Pabellón Cuba

por: Milan Paz

Varios títulos de Ediciones La Luz, sello editorial de la Asociación Hermanos Saiz en Holguín, fueron presentados en la tarde de ayer en el Salón de Mayo del Pabellón Cuba, donde se reconocieron los esfuezos que está realizando su equipo para extender los dominios de la literatura a través de otros soportes alternativos de promoción.

Entre las promesas se encuentra Como el sorbo de agua, siete cartas que conforman el epistolario entre Dulce María Loynaz y Belkis Méndez, el que fue interrumpido, lamentablemente, por la pérdida de la visión de la Loynaz.

Ilustrado por la pintora catalana Cristina Fonollosa, el volumen, de una prosa breve y sentenciosa, íntima y esquiva, da a conocer la sensibilidad de una mujer que, ya en sus últimos años de vida, recibió el cariño y la admiración de jóvenes poetas cubanos.

La obra de teatro Tratado sobre la emoción, de Fabián Suárez, cuenta la historia de un trasvesti, un escritor y un chofer de alquiler, sumergidos en la cotidianidad del país. Fobias y filias sobre el sexo, lo social, lo histórico, se muestran en este retablo desde el sarcasmo y una atinada dosis de humor.

Del teatro también nos vienen tres obras de Yunior García que integran Cierra la boca: la que le da título al libro; “Baile sin máscaras” y “Todos los hombres son iguales”, una interesante propuesta a escuchar para conocernos mejor, un viaje para acceder a esa materia de lo humano y su interioridad.

Babelia, de Youre Merino, es una colección de poemas sobre distintas figuras del arte, un libro-homenaje o libro-tributo, donde debe tenerse un amplio espectro de referencia si se quiere disfrutar a plenitud el poemario, dijo el autor, quién reconoció que, “sin ser pedante el libro, ese es quizás su mayor defecto”.

Y por último Bufón de Dios, de J. L. Serrano, la formulación de una poética que se replantea la escritura métrica como ascensión hacia la totalidad o el entramado vigoroso del poema. Es una poesía de la inteligencia, de la tensión del lenguaje y del develamiento de posibilidades temáticas y expresivas para el discurso de la poesía rimada.