Inicio
Cobertura informativa

En busca de un ALBA mediterránea

por: Onaisys Fonticoba Gener

La crisis que actualmente atraviesa el capitalismo no es estructural como las anteriores, se trata de una crisis sistémica que sucede en condiciones también diferentes: en medio de la globalización y las dificultades energéticas y  alimentarias˝.

Así declaró el economista italiano Luciano Vasapollo en la Casa del ALBA Cultural al referirse al contexto internacional económico, y en específico, a la situación de los países europeos.

Esas naciones –dijo‒ no poseen un movimiento de izquierda fuerte, renovador, que proyecte soluciones viables para revertir la crisis y sus consecuentes despidos, recortes de presupuesto y daños sociales. La izquierda está ahí, pero no existe un partido comunista o un sindicato fuertes˝.

En ese sentido destacó la experiencia de los pueblos americanos en cuanto a la importancia que brindan a la Naturaleza y las posibilidades de desarrollo que ofrece; práctica que podría trasladarse al discurso occidental, salvando las distancias culturales.

Vasapollo hizo especial alusión a los efectos de la crisis en las generaciones más jóvenes y a cómo frustra sus aspiraciones, y con ello, el progreso de los países en sentido general. Más que una precariedad de trabajo, señaló, se palpa una precariedad de la vida.

Hoy la relación de fuerzas en Europa es negativa para el movimiento obrero ‒explicó‒, se tiene que pasar a una nueva fase, a una nueva era de conflictos sociales.

Los países europeos, expuso, podrían unirse en un modelo de acumulación a favor de los trabajadores y crear un ALBA mediterránea, con una moneda de compensación virtual y condiciones para un mercado alternativo que permita comerciar, por ejemplo, con el África mediterránea. Es por ese motivo que las relaciones con los países del ALBA, más que tácticas, deben ser estratégicas.

El también vicepresidente del Comité Italiano de Justicia para los Cinco refirió sobre ese caso que la liberación de los Héroes cubanos no es solo una batalla por su excarcelación y regreso a Cuba, sino que es un símbolo de la batalla por la liberación del capitalismo.

Como invitado a esta 22 edición de la Feria del Libro, Luciano Vasapollo presentó el texto Una semana en Cuba, inspirado en la visita del Sumo Pontífice Benedicto XVI que relata esos acontecimientos desde la visión del economista y del sacerdote paulino Antonio Tarzia.