Inicio
Cobertura informativa

Escritos martianos para todas las épocas

por: Wilber Gómez

El genio político de José Martí rebasó las fronteras de su tierra y su época. Las facetas de su pensamiento se encuentran interrelacionadas en cada tarea que se impuso, y a las cuales dedicó toda su existencia, pensando siempre «Con todos y para el bien de todos».

En la 22Feria Internacional del Libro, el Centro de Estudios Martianos, en ocasión de celebrar sus treinta y cinco años de fundado, se sumó también al homenaje por el aniversario 160 del natalicio del Héroe Nacional cubano con la publicación de varios títulos: José Martí. Cronología 1853-1895, de Ibrahim Hidalgo Paz; Nuestro Martí, de Herminio Almendros; Yo conocí a Martí, de Carmen Suárez León; José Martí: la educación como formación humana, de Maria Caridad Pacheco González y Rigoberto Pupo Pupo.

Según palabras del autor de José Martí. Cronología 1853-1895, la tercera edición se hizo necesaria debido al hallazgo, en los últimos diez años, de documentos inéditos del Maestro, o relacionados con él, así como también por la aparición de numerosos textos que dan a conocer datos e informaciones debidamente fundamentadas, elementos nuevos que son incorporados a esta nueva entrega. El diseño y la reestructuración del contenido de este volumen posibilitará a los lectores e investigadores, una mejor consulta.

Publicado por primera vez hace cuarenta y ocho años (1965), Nuestro Martí, mantiene su vigencia. Es un camino o guía para los jóvenes que se inician en los estudios de la vida y obra del Maestro a través de esta singular biografía, escrita con un lenguaje claro y sencillo. Su autor, Herminio Almendros, considero que la figura martiana era “un supremo bien para un pueblo el haber tenido entre sus hijos uno como ese, que es, para todos los hombres, por sus virtudes, por el ejemplo de su vida, el más noble espejo y guía más puro”.

Yo conocí a Martí es un regalo para los lectores cubanos y del mundo, además de una herramienta de enseñanza útil para los educadores o cualquier otro comunicador. El volumen reúne un grupo de testimonios que nos muestran diversas facetas del más universal de todos los cubanos. Según aclara su autora en el prólogo, sólo a través de los alegatos de amigos o conocidos circunstanciales podemos saber de sus gustos gastronómicos, su don como conversador, de su trato cortés, el impacto de su voz, la calidez  de su mirada o la movilidad de sus manos.

En el libro José Martí: la educación como formación humana, sus escritores destacan los fundamentos del ideario pedagógico martiano a partir de su producción literaria, de alto valor, alcance y magnitud desde el punto de vista intelectual, ético, ideológico, político, social y cultural. En el texto se concretan sus aportes a la educación y la influencia de la misma en la formación humana, con lo cual se pretende profundizar en uno de los temas histórico-filosóficos que más puede contribuir a desarrollar la enseñanza cubana en el siglo XXI.

La figura de José Martí es respetada e idolatrada por todos los cubanos, dentro y fuera del país. Nuestra nación asentó sus bases en su ideario. Su pensamiento forma parte de nuestro sentido de identidad y nacionalidad.