Inicio
Cobertura informativa

Para conocer el rumbo cierto de la selva: Geopolítica de la Amazonía

por: Rogelio Manuel Díaz Moreno

Se podría afirmar, con mucha tristeza, que no tenemos en nuestro país los conocimientos suficientes sobre los pueblos hermanos del mundo y, en particular, de nuestro continente. Por ejemplo, en el caso del Estado Plurinacional de Bolivia, generalmente no se tiene más que una noción estereotipada, relacionada con las extensiones características del altiplano y se ignora, por ejemplo, que más de la mitad de aquella nación pertenece a la región amazónica. Por otra parte, esto es dolorosamente poco asombroso si se considera que, para los mismos bolivianos, la parte de su territorio nacional cubierta por la famosa selva ‒¡más de la mitad!‒ posee visos de región apartada del resto del país.

Este viernes, tuve la oportunidad de asistir a la presentación del título Geopolítica de la Amazonía. Poder hacendal-patrimonial y acumulación capitalista, efectuada en la sala José Lezama Lima, de la fortaleza de La Cabaña, en el marco de las actividades de esta 22 Feria Internacional del Libro de La Habana. La autoría del texto pertenece a una figura que une el alto prestigio político a la rigurosa formación académica, y el conocimiento profundo del tema con el compromiso revolucionario para con las causas sociales y populares en Bolivia: su vicepresidente Álvaro García Linera.

Aunque el político no pudo estar presente, contó con la digna representación del embajador de aquella nación en nuestro país, Palmiro Soria Saucedo. Soria Saucedo traía el propósito de no profundizar demasiado en el libro ‒tarea para la que contaba con la grabación de las palabras del propio autor, en conferencia celebrada en las dependencias del Banco Central de Bolivia, en el mes de septiembre del pasado año. En lugar de ello, su intención era centrarse fundamentalmente en la trayectoria del autor, también de enorme interés. Al final, Soria Saucedo hablaría in extenso del  libro, lo que no resultó en desmedro de la idea original.

El vicepresidente boliviano, supimos, es graduado en matemáticas por la UNAM. De regreso a su Bolivia natal, se integró a grupos revolucionarios de origen indígena y por sus actividades “subversivas” fue encarcelado durante varios años. En un proceso semejante al que conocemos aquí, emergió de aquella “prisión fecunda” con ideales revolucionarios más consolidados e imbuido de un caudal filosófico, analítico e intelectual aún más pronunciado. Al contactar con el líder indígena Evo Morales Ayma, se produjo una unión tan natural, simbiótica, entre los dos revolucionarios ‒complementada con el aporte del hoy canciller David Choquehuanca, que pudieron encabezar las aspiraciones y políticas de la agrupación Movimiento al Socialismo (MAS).

Entre los aportes teórico prácticos de Álvaro Linera al movimiento revolucionario boliviano y continental, está la reivindicación de métodos marxistas para el análisis y la crítica de las sociedades. En sus escritos, le ha sido posible trascender varias limitaciones características de anteriores ensayos en esta dirección, lastrados hasta hace poco por el desconocimiento del factor y las potencialidades del componente indígena en la integración de movimientos progresistas. Álvaro Linera ha podido redescubrir y recuperar, para este sector que abarca a más de la mitad de la población boliviana, protagonismos revolucionarios que habían permanecido prácticamente en el anonimato.

También se le debe a este líder la concreción de brillantes análisis socio-clasistas que exponen a cabalidad los mecanismos económicos de dominación de las oligarquías, nacionales y extranjeras, en la nación andino-amazónica, como puntualizó cuidadosamente el embajador Soria Saucedo que debía considerarse a Bolivia. Entre lo que se le escapó a Soria Saucedo, y el pedacito del video que dio tiempo a contemplar, los presentes recibieron algunos avances de lo que podrán encontrar en el libro Geopolítica de la Amazonía... En las páginas de este texto aguarda un brillante análisis, riguroso y bien documentado, de realidades históricas y socio-económicas de la región amazónica boliviana. Esta vasta extensión, de unos 700 mil kilómetros cuadrados, contiene riquísimos recursos naturales. En la era pre-colombina, fue asiento de pujantes poblaciones que realizaron impresionantes obras de ingeniería hidráulica en beneficio de la producción agrícola, capaces de protegerlas de inclemencias climáticas.

En el día de hoy, sin embargo, en toda esta zona apenas existen unas pocas decenas de kilómetros de carreteras. La hegemonía económica y política está en manos de un sistema de haciendas, patriarcal y oligárquico, que ejecuta una inicua explotación de la población indígena, para la extracción de los recursos minerales y madereros con vista al mercado capitalista mundial. Estos intereses egoístas dificultan el avance, tan necesario, de toda iniciativa progresista y de carácter social. Las dificultades geográficas y socio-políticas, en combinación, han jugado papeles nefastos en más de una ocasión, en perjuicio de la integridad del país.

El caso particular de la carretera a través del TIPNIS merece especial atención. A pesar de ser un proyecto vitalmente necesario, evaluado favorablemente por gobiernos anteriores al de Evo Morales y que requeriría una alteración relativamente menor ‒apenas diecisiete kilómetros de la misma atravesarían propiamente la selva virgen‒ los intereses egoístas que se sintieron amenazados lograron retrasar su ejecución a través de una desmedida campaña mediática, nacional e internacional, basada en la manipulación de las realidades y características del empeño y de las poblaciones locales, según se describe en el libro presentado.

El embajador de Bolivia se manifestó muy satisfecho y agradecido por la oportunidad de hacer llegar al público cubano este texto, por la presencia de su par, el embajador de Venezuela, y por la presencia de tantos cubanos, dado que esta isla y su nación constituyen ya hermanos inseparables en el corazón y en las luchas por un mundo mejor.