Inicio
Cobertura informativa

Celebran en el Pabellón Cuba III Encuentro de jóvenes escritores de América Latina y el Caribe

por: Milan Paz

El III Encuentro de jóvenes escritores de América Latina y el Caribe sesionó hoy en el Salón de Mayo del Pabellón Cuba y reunió a medio centenar de creadores del continente, que respondieron a la demanda de discutir la diversidad de la literatura en términos de arte y fomentar estrategias que permitan un mejor acercamiento a la calidad indiscutible preponderante en la actual literatura latinoamericana y caribeña, literatura que aún permanece desconocida entre sus miembros.

En este sentido se planteó la idea de vincularse con mayor fuerza a las alternativas que ofrecen los adelantos tecnológicos y aprovechar las posibilidades que brindan las redes sociales, “posibilidades inimaginables en  otro tiempo y que ahora pueden servir de plataforma para exportar el quehacer artístico y literario de las disímiles regiones”, trascendió.

Durante una de las sesiones aconteció el panel “Ciencia ficción y fantasía en la literatura latinoamericana”, moderado por José Miguel Sánchez (Yoss) y en el que participaron Gabriel Jiménez Emán (Venezuela), Yaxkyn Melchy (México) y Raúl Aguiar (Cuba). En las intervenciones resaltaron las ideas de ver la ciencia ficción y la fantasía como un continente perdido o sumergido que los creadores tienen la responsibilidad de hacer emerger o visibilizar a través de sus textos.

“Vivimos en un mundo donde las opciones para estar cada vez más conectados ya no es un tema del futuro. Las redes sociales -ya sea facebook o twitter, por mencionar algunas- nos dan la posibilidad de pensar la literatura con un carácter colectivo y no solo individual”, añadió Melchy, luego de advertir los peligros que entraña la superabundancia de una literatura que calificó de “basura espacial” y que va a parar a los “vertederos sociales”.

Por su parte, Aguiar trazó un bosquejo de la literatura fantástica y de ciencia ficción escrita en Latinaomerica desde el siglo XIX hasta nuestros días y subrayó que existen algunas características que permiten hablar de una literatura de ciencia ficción latinoamericana, incluso regional. Uno de los elementos diferenciadores es la asunción de nuestras propias realidades o cosmogonías, algo que permite un perfil personal frente a la literatura anglosajona, por ejemplo.  

Otra de las características se basa en el humor “que es singular para cada país, donde todo se chotea y nada es serio”, el alto nivel de experimentación, así como la influencia de autores del boom latinoamericano, especificamente Jorge Luis Borges, Julio Cortázar y Adolfo Bioy Casares, “verdaderos precursores de la ciberliteratura”.

Yoss aseveró que el carácter multifacético de la realidad no puede ser captado por el “simple realismo”, la realidad es tan compleja y asume tantos niveles de actuación que sólo la ciencia ficción, en conjunto con la fantasía, puede abarcarla. En nuestro caso, nos limita bastante el analfabetismo tecnológico que padecemos los cubanos, sin enbargo, veo precisamente en ese analfabetismo un caldo de cultivo ideal para este género que nos ha convocado hoy aquí. 

El III Encuentro de jóvenes escritores de América Latina y el Caribe contempló también lecturas de poesía y narrativa. Participaron, entre otros, Cristian Avecillas (Ecuador), Padro Nazar (Argentina), José de Jesús Palacios (México), Elaine Vilar, Ahmel Echavarría y Osmany Echevarría, de Cuba, este último encargado de presentar Distancias del agua (Editorial Universidad del Trabajo de Uruguay, 2013), antología de narrativa que contempla autores cubanos y uruguayos.