Inicio
Cobertura informativa

Aguardó 36 años para ser conocido por los lectores cubanos

por: Kaly Smith Llanes

El Centro de Estudios Martianos acogió en la mañana del jueves 21 la presentación del libro Martí/Mariátegui. Literatura, inteligencia y revolución del profesor y poeta peruano, Winston Orrillo. Las palabras preliminares estuvieron a cargo del doctor y profesor titular de la Universidad de La Habana, Joaquín Santana. Coeditado con la Casa Nuestra América en Venezuela, y con los fondos del Alba para la cultura, el título “acecha” la obra martiana desde una nueva mirada.

«Es un importante estudio comparativo entre las semejanzas y diferencias del Apóstol con el héroe peruano, desde el punto de vista literario, político e ideológico» señaló Joaquín Santana. A primera vista no parece haber puentes entre las dos figuras, sin embargo, Orillo a partir de hilos conductores puntuales las pone a dialogar, «incursiona en diversas zonas de ambos latinoamericanos y muestra aspectos cercanos y coincidentes entre los dos»  y «rompiendo con esa inicial percepción, introduce un estudio original».

Para el profesor es significativo que Orrillo rastree en el campo de la cultura, la literatura, la política y la ideología pero siempre en función de su propio continente, de encontrar las convergencias y divergencias que les sean útiles a Latinoamérica.

Martí/Mariátegui. Literatura, inteligencia y revolución había concursado en 1977 en el Premio Casa de las Américas, y en el acta el jurado reconoció los valores del libro, que merecía ser publicado. “Es de carácter literario-político […] su enfoque revolucionario […] merece ser conocido por los escritores de nuestra América y su influencia debe ser positiva”. En 1989, Orillo lo publica en Perú donde «se consideró un trabajo de análisis del papel del escritor en la sociedad actual de América Latina», y en el que «sobre todo se estudia la actitud viva, en Martí y Mariátegui, comparándolos y señalando sus semejanzas y diferencias». A los cubanos quizás nos llega un poco tarde, tras 36 años de avatares. «No puede decirse que el tiempo no ha transcurrido, por lo que han nacido puntos divergentes y que a veces refutan las valoraciones del texto», destacó Santana. Sin embargo, lo más significativo es la línea de trabajo que abrió y que no ha sido explotada debidamente en estas tres décadas.

Los aspectos que confluyen en Mariátegui y Martí poseen variada índole: ambos son “genios políticos que toman partido a favor de los humildes”, “en ellos el político es inseparable del literato” y “han apreciado el significado y  tomado conciencia de la presencia del indio en América”.

En el público presente se encontraba un colega del autor, quien señaló la hondura de las palabras del presentador y a nombre de Winston Orrillo, Premio Nacional de Poesía en Perú agradeció la salida del libro que por tanto tiempo aguardó para ser conocido por los lectores cubanos.