Inicio
Cobertura informativa

Toda la magia del papel en el Pabellón infantil

por: Rogelio Manuel Díaz Moreno

El tradicional pabellón dedicado a los más jóvenes en la Feria internacional del Libro de La Habana ha replegado un poco sus alas en comparación con lo ofrecido al público durante ediciones anteriores del evento. No obstante, mantiene toda la vitalidad que es capaz de manifestar desde las maravillas y la magia encarnadas en el papel, los colores y el arte que brota de los libros y una amplia gama de manualidades.

Acuarelas, papalotes y muñecos danzan en los cubículos preferidos por la grey infantil de esta Feria. Rompecabezas y plantas ornamentales agregan toques de ingenio y frescura aquí y allá. En una coloreada casita de cartón, se apretujan un niño y una señora mayor que no ha perdido el duendecito interior. Un artesano ofrece papalotes coloridos y de diseños fantasiosos, pero solo acepta, en calidad de pago, que el rapaz o la mozuela que vayan a empinarlo salgan con una sonrisa de felicidad.

En particular, me detuve ayer en las mesas de un proyecto homónimo del pabellón Tesoro de Papel, conducido por la familia de José Raúl, su esposa y sus hijos. El Chino y sus familiares practican el arte del origami, la técnica que crea delicadas figuras a partir de hojas de papel. Esta iniciativa tiene, como sede principal, al Taller en la Casa de Arte y Tradiciones Chinas, donde se enseña a las niñas y niños las particularidades del tradicional arte, que despierta siempre grandes simpatías y aceptación inmediata por el público nacional. El proyecto de la Oficina del Historiador de la Ciudad, Rutas y Andares, ha recogido este taller como parte de las opciones que se ofrecen a los interesados.

Esta no es la primera Feria a la que asisten los miembros de Tesoro de Papel, me comentó orgulloso José Raúl. Se cumplen, con este, cuatro años desde que Flor Nodarse, subdirectora para la promoción de la editorial Gente Nueva, los conoció y, debido al interés despertado por el trabajo de la familia, los invitara a venir por primera vez al evento literario anual. Aquí en La Cabaña, constatan el interés reproducido en los centenares de pequeñuelos, a los que ofrecen micro-talleres de origami, fundamentalmente los viernes, sábados y domingos.

La belleza y originalidad en los origamis de Tesoro de Papel han alcanzado ya celebridad en amplios círculos. Actualmente, son los responsables de elaborar los trofeos otorgados en los Premios de la Crítica, Premio La Edad de Oro y La Rosa Blanca. Asimismo, confeccionan una hermosa figura en forma de cisne, como parte del homenaje y Distinción a la Humildad “Dora Alonso”.