Inicio
Cobertura informativa

Ediciones Capiro... se volvió a llenar

por: I. Rodríguez

Pese a lo fatídico de la hora, 11:00 AM en clave cubana (11:20, 11:30...), la presentación de Ediciones Capiro en la Feria Internacional del Libro de La Habana, 2013, volvió, como cada año, a llenar la sala Alejo Carpentier del recinto ferial. 

Con la presencia de su directora, Isaily Pérez, y de los escritores Marvelys Marrero, Michel Encinosa y Lorenzo Lunar, además del periodista Ernesto Mayonada, todo quedaba listo para el lanzamiento de tres nuevos títulos pertenecientes al catálogo del 2012 de la editorial villaclareña.

Mut@ciones.com, cuarto libro de Marvelys Marrero, se enmarca dentro del género del minicuento. Al decir de su autora, «juega un poco con las relaciones entre lo virtual y la realidad (de ahí su título), a la vez que recrea textos o se acerca a la figura de escritores cubanos y extranjeros». Por su parte, la nota de contracubierta, a cargo de Carmen Sotolongo, afirma que «la diosa de la ironía preside estas piezas diminutas donde los personajes intentan tener el control de su existencia».

El crimen de San Jorge, Premio Fundación de la Ciudad de Santa Clara en 2011, fue escrito por Michel Encinosa, un “joven clásico vivo”, al decir de Isaily Pérez. El libro está conformado por cuatro relatos en los que su artífice no ve necesariamente esa continuidad que algunos críticos demandan de un volumen de cuentos: «me gustan los libros que rompen esa unidad temática», afirmó al respecto. 

Para Lorenzo Lunar, el autor de títulos memorables de la fantasía épica y el cyberpunk cubanos (ver Sol Negro, cuya reedición por Letras Cubanas es uno de los mayores éxitos de venta en la actual feria), ha sido frecuentemente encasillado por la crítica dentro del canon de la ciencia ficción. Sin embargo, Encinosa también ha incursionado en el género realista. Y es que en la actualidad es lógico encontrar una cierta reciprocidad entre ambos géneros, dadas las condiciones sociales y el vertiginoso desarrollo tecnológico. «Ya estamos viviendo en el cyberpunk», afirmó Lunar.

Sesenta años después, título del volúmen editado y compilado por Misael Moya, comprende 30 textos, a cargo de 28 autores, sobre «la vida en el campus universitario de La Universidad Central de Las Villas», según dijera su presentador, Ernesto Mayonada. Y agregó que la edición se encuentra prácticamente agotada.

Además, la ocasión fue propicia para exponer, junto a las propuestas antes comentadas, otras tres que se destacan dentro de los más de veinte títulos que gestó Capiro durante el 2012: La Calle de los Oficios, de Yamil Díaz Gómez, que obtuviera el Premio Memoria del Centro Pablo de la Torriente Brau, 2006; Periodista de provincias, una compilación de crónicas a cargo de José Antonio Fulgueiras; y el poemario Sobredosis, de Ovidio Carvajal.  

Y sobre el final, Isaily Pérez reveló que aunque tiene motivos para sentirse satisfecha, la editorial villaclareña se propone elevar aún más la calidad editorial de sus propuestas para el año próximo. Ciertamente, ya pueden los autores exigentes enfocar sus miras hacia Ediciones Capiro.