Inicio
Cobertura informativa

Este es mi Martí

por: Kaly Smith Llanes

Asistir a una presentación, más allá de lo emotivo y lo personal que puede ser por el texto que sale a la luz, por el autor o por las palabras del presentador, sin lugar a dudas resulta siempre de una entrañable acogida para el lector. Así me sucedió hoy cuando presencié unos de los encuentros que, creo, ha marcado mi asistencia a las tres últimas ediciones de la Feria Internacional del Libro de La Habana, Cuba 2013.

Tres queridas personas se reunieron en el Centro de Estudios Martianos, en la tarde del miércoles 20, para regalar -pues solo con esa palabra me es posible hablar del libro- un título que marcará –no lo dude nadie- un antes y un después en la bibliografía sobre la obra martiana. De todas partes. Perfiles de José Martí de Pedro Pablo Rodríguez se erigirá paradigma entre todos los textos escritos sobre la personalidad del Apóstol. Sin embargo, ese juicio no es solo mío –que dicho de esta manera pudiera parecerle al lector que exagero-, sino también de la presentadora del volumen que recoge diversas facetas de la vida del Maestro, la Dra. Ana Cairo Ballester. Hasta ahora, solo he mencionado a dos de los asistentes al espacio, autor y presentador, pero, y no menos importante, resultó Noemí Díaz, quien realizó la curaduría de una singular exposición.

Ana Cairo comenzó explicando que, para entender el libro, primero es necesario comprender la frase del prólogo “Este es mi Martí”, pues todos los que lean la obra deben asumir a su propio Martí y ponerlo a dialogar con el de Pedro Pablo. El texto es “útil, ameno, entretenido y es un convite para que cada persona se construya su imagen personal del Apóstol”. Cualidad destacable es que “se puede leer de muchas maneras, pues se juega con las imágenes visuales y verbales”. Novedad editorial y de ejercicio intelectual que se agradece doblemente por las viñetas que acompañan a cada perfil de Martí, y que establecen un “juego visual muy notorio que amplía el universo de receptores”, donde se incluirían niños y adolescentes que pueden, a partir de lo que observan y leen, construir a su Martí. Por lo que resultaría significativo que la obra de Pedro Pablo llegue a escuelas y bibliotecas que contribuyan a profundizar más allá de textos escolares a una figura imprescindible dentro de la historia y las letras de nuestra Patria.

“Este libro solo es posible a partir de un profundo conocimiento de la obra martiana” y desde el mismo título, “nada inocente, pues se han usado los Versos sencillos que le ofrecen la polisemia que da el sentido exacto a la obra de Rodríguez”, se vislumbra que “está montado sobre la técnica del mosaico, ya que está construido a partir de momentos en la vida de Martí”.

De todas partes. Perfiles de José Martí viene a llenar un espacio que era necesario cubrir dentro de todo cuánto se ha dicho del Apóstol, pues lo baja de su estatua y lo convierte en ser humano a partir de múltiples miradas a su cronología. “Es una invitación a leer, al recuerdo y a seguir dialogando, no solo con Martí, sino también con los mitos que en torno a este se han edificado”, y a la vez, “es adecuado para quienes no son especialistas y deseen adentrarse en el universo del Maestro”, concluyó Cairo Ballester.

Pedro Pablo Rodríguez comentó que solo quiso mostrar algunas facetas de la personalidad de Martí y que existen otras que, quizás en otro momento, se puedan publicar. Agradeció a Denia García Ronda, quien editó los textos, por también colaborar con sus criterios en torno a las valoraciones y a Noemí Díaz pues instó a un grupo de artistas que entregaran sus obras para ilustrar el libro.

Noemí Díaz habló en nombre de los pintores que participaron en el proyecto y recordó “que Pedro Pablo ha promovido la obra pictórica dedicada al Maestro, dentro y fuera de la Isla”. Sobre las viñetas declaró que todas fueron “creadas con gran amor y entrega para acompañar al autor en cada una de las facetas que entregaba de Martí”.

“Al conocer que al intelectual del Centro de Estudios Martianos se le dedicaba la Feria y que iba a presentar el libro que recogía diferentes rasgos que caracterizaron a Martí, y por ser Pedro Pablo un gran amigo, decidí convocar a un grupo de artistas, buenos dibujantes, y que ya conocían al autor –muchos participaron con él en la exposición Para un hombre sincero que viajó a Argentina- para que ilustraran el libro”, manifestó la curadora. Cada pintor se encargó de una faceta, siempre dentro de su propio estilo, y la mayoría de las ilustraciones fueron confeccionadas especialmente para el proyecto, mientras que otras ya se encontraban digitalizadas, como la de Pedro Pablo Oliva, que ya había tomado parte en la muestra de Argentina.

Resulta significativo que los diez creadores, en su mayoría jóvenes, entreguen representaciones peculiares del Apóstol. Cada viñeta complementa el texto al que acompaña, pues los artistas supieron desentrañar el sentido de las palabras de Pedro Pablo Rodríguez y ofrecer ilustraciones de gran aliento pictórico. José Luis Fariñas, Kamyl Bullaudy, Mary Cary Díaz, Juan Miguel Suárez,  José Luis Cudina, Yovani Caisé, Jesús Gastell, junto a Nelson Domínguez y Vicente Rodríguez Bonachea, complementan magistralmente los perfiles de Martí.

Los originales fueron donados al Centro de Estudios Martianos, y la Institución los montó en ocasión de esta presentación del libro, por lo que el público presente pudo admirar tan singular muestra, a la vez que sirvió como un homenaje más dentro de la Feria del Libro a la figura de Pedro Pablo Rodríguez. Entre los asistentes se encontraba un grupo de intelectuales de la Pampa que también reconoció la labor de Rodríguez y entregó una obra pictórica basada en el poema «Bienvenida y adiós» que, a su vez, nace a partir de fragmentos de los diarios de campaña del Héroe Nacional. Edgar Morisoli, el más destacado lírico pampeano, declamó emotivamente su composición.

Peculiar encuentro este, en el que unidas dos manifestaciones artísticas, se celebró la presentación de un título que devendrá, sin lugar a dudas, hito de las letras cubanas contemporáneas.