Inicio
Cobertura informativa

“Es posible continuar por la senda del arte”. 

por: Madeleine Sautié Rodríguez

El escritor angolano Adriano Mixingue llegó a La Cabaña, sede principal de la Feria Internacional del Libro, para impartir su conferencia  "La crítica literaria en Angola", en la sala Cordeiro da Matta.

A propósito del interesante tema que abordó, Cubaliteraria conversó con este intelectual que debe su formación a la solidaridad de nuestro país.

«Volver a Cuba es siempre un motivo de alegría. Yo me gradué aquí en la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana  y de esta etapa de mi vida guardo hermosos recuerdos. La formación que recibí aquí fue  muy buena. Esto  me ha permitido que en los últimos 20 años yo pudiera tratar con especialistas de todas partes del mundo con respeto, humildad, y con todo el desenvolvimiento necesario,   sin espacio para pensar que tuviera menos capacidades que ellos. Estar de nuevo aquí me incita a buscar y a estimular a mis compañeros de entonces  para decirles que es posible continuar por la senda del arte».
 
¿En qué labores se desempeña actualmente?

Fui agregado cultural en Francia durante 10 años y  ahora lo soy en la embajada de Angola en España. No vivo en mi país pero voy todos los años y escribo ahí y he publicado ahí, y estoy al tanto de los pasos de su desarrollo cultural.

¿Qué posibilidades ve en el feliz desenvolvimiento de la crítica literaria en Angola?

Existen todas las posibilidades porque cuando se gradúen los primeros filólogos se ocuparán de esta rama de la literatura. No solo hay preocupación sino habrá ocupación. La Facultad de Letras en Angola es muy joven, tiene solo 4 años, es decir, todo está en proceso de formación,  pero es muy necesaria porque hay un corpus literario de autores cuyas obras no fueron estudiadas ni traducidas a otras lenguas y es imprescindible hacer referencias y estudios a ellos. Yo mismo si empezara ahora estudiaría letras para ocuparme de la crítica.

¿Qué papel le confiere a la crítica discrepante?

Para mi es más importante que la crítica apologética porque esta tiene el lado descriptivo, ve más lo que está bien, sin embargo la otra permite ese juego de examen de conciencia de lo que los autores hicieron.

¿Qué voces considera imprescindibles en la actual literatura angolana?

En la crítica Luis Kandjimbo e Kandindi, e Inocencia Mata;  en novela Ondjaki Boaventura Cardoso, Roderick Cardoso y Joao Melo, y en poesía a José Luis Mendonza y a Joao Maimona.

¿Presentará algún libro en la feria?

Sí, mi novela Tanda. Es una historia autobiográfica que cuenta mis años en Cuba. También tengo un libro de ensayos titulado Made in Angola: arte contemporáneo, artistas y debates, pero este no tendrá la misma suerte que la novela.