Inicio
Cobertura informativa

Antonio Guerrero: poemas de la resistencia

por: Madeleine Sautié Rodríguez

Algunos de los primeros poemas escritos por Antonio Guerrero, uno de Los Cinco héroes antiterroristas cubanos, en las oscuras celdas de castigo donde cumple injusta condena, refulgen ahora en un nuevo volumen que bajo el cabal título de La verdad me nombra fue presentado como parte de la 22 Feria Internacional del Libro.

“Saldrán de su sombra con más luz que las que tuvieron nunca”, expresó Miguel Barnet, presidente de la UNEAC, quien calificó a Tony como “un poeta de circunstancias y de gran fibra”, que pudo escribir estos versos en las más difíciles e inimaginables condiciones.

Compilados por los poetas Aitana Alberti y Alex Pausides y publicado por la Editorial Capitán San Luis, estos textos   pertenecen a nueve de las once colecciones que escribió Guerrero en el "hueco", durante su primer año de prisión, desde septiembre de 1998 a ese mismo mes de 1999.

La edición cuenta con prólogo de René González e ilustraciones de Gerardo Hernández, lo cual, junto a la insoslayable presencia en estas páginas de Ramón Labañino y Fernando González, hace que sea “un libro de Los Cinco”.

Son versos con un espíritu verdaderamente martiano y el que fueran hechos durante un período tan difícil de su vida demuestra la entereza de su carácter, su vocación de cubanía, aseguró Barnet en la presentación.

La poesía mitiga el dolor y fue la defensa mayor que encontró el héroe para soportar el encierro al que ha sido sometido, dijo el autor de Biografía de un cimarrón, quien calificó a Tony como un ejemplo de dignidad, ética y de la cultura de la resistencia.

Solo una voluntad superior, alimentada por la fuerza moral de la causa que defendíamos dio a Tony la perseverancia de convocarse cada día para inspirarse y hacer poesía. Han sido esa voluntad y esa moral las que nos han permitido atravesar esta experiencia sin que nuestros espíritus hayan sucumbido al odio y la amargura, escribió René.

La Patria, A Mirtha, Mi casa y Regresaré fueron las piezas del volumen que leyó Barnet a los presentes.

María Eugenia Guerrero, Maruchy, hermana de Tony, a quien él considera su “brazo derecho”, leyó unas palabras enviadas por el autor para la ocasión, en las que cuenta las circunstancias en que nacieron estos versos cuando, estando “solo en la celda con mi pensamiento, vino la poesía”.