Inicio
Cobertura informativa

Proyecto multimedia Todos los Piñeras

por: Yohamna Depestre Corcho

En Lecturas en la Red se presentó el proyecto Todos los Piñeras, dedicado a la vida profesional de Virgilio Piñera ─que debió haberse divulgado en el centenario de su natalicio─, que provocó el coloquio Internacional llamado Piñera tal cual.
 
Los invitados fueron Ernesto Sierra, Norge Espinosa, Silvia Yáñez, Efrain Sánchez.

El programa, que concluirá el próximo mes de marzo, se volvió más ambicioso al pretender rescatar casi toda su obra y mostrar a ese genio de las tablas en toda su magnitud.

Respaldada por un colectivo respetable, que ha trabajado año y medio, la multimedia quedaría más íntegra. Norge Espinosa asumió la responsabilidad de compilar toda información que en no pocas ocasiones se tornó difícil de encontrar, también por la fragilidad de la memoria, sobre todo, la del teatro cubano.

Recalcó Espinosa que Virgilio, quien se estudia en España, México, Argentina y en la vieja Europa, se ha convertido en una coordenada para, no solo comprender al escritor, sino también todo aquello que es cubanía; ya que, como bien dijera: hablamos la lengua de Virgilio, no que lo él vaticinó.

La multimedia no es un museo —aclaró— sino la interacción entre el público, el diálogo con este francotirador de la realidad cubana. Destacó que entre las obras de este dramaturgo, poeta, narrador y cronista destaca el documental En la ciudad celeste, que enmarca el encuentro con la figura de Juan Gualberto Gómez.

La portada, sin colores,  con trazos caricaturescos para reflejar lo que fue el mundo de Piñera, oscuro, dramático, teatral, trata de recrear el diseño de Aire frío puesta en 1981, por Teatro Estudio.

La multimedia está repartida entre los objetos que pueblan la habitación. Sobre la ventana encontrarás: “La vida entera. Cronología”,  la más abarcadora (1912-2012), en la que se agrupan poesía, audio (en la voz de Piñera), videos con fragmentos de su obra. Otro de los apéndices, “Videos”, acoge fragmentos de su obra que llegan hasta la actualidad; “Cuentos”, incluye, además de su narrativa, piezas de sus novelas, la crítica y el ensayo géneros que lo hacen apodar como “el lobo de la literatura cubana”.  “El insomnio” está presente en un corto de 10 minutos.

“Correspondencia” muestra las cartas a Lezama, entre otras enviadas a amigos y personalidades. Este complemento es lo que soporta la multimedia, pues a través de las epístolas se esclarece el por qué de algunas actitudes asumidas por Piñera. La traducción, es el elemento más olvidado de Virgilio y el más criticado. En “Piñera teatral” (situado en la máquina de coser) aparecen las siete obras, la presentación, en video, de Electra Garrigó por Rine Leal, incluso Clamor en el penal, la obra más imperfecta, pero por eso la más interesante. “Piñera en Revolución” (cerca de la puerta, junto a la lámpara), comprende los periódicos donde colaboró Revolución y Lunes de Revolución. “La caja de zapato” (sobre la mesita de noche) incluye otras puestas en escena, grabaciones de la voz de Virgilio y catorce entrevistas realizadas a sus amigos, en las que hablan sobre esta personalidad de las letras y el teatro.