Inicio
Cobertura informativa

Para hurgar en la poesía cubana de tema religioso

por: Maydelis Gómez

La palabra y la llama. Poesía cubana de tema religioso en la Colonia, de Leonardo Sarría, es un texto oportuno y necesario para los estudios sobre poesía, en la literatura cubana, y para entender la fundación y madurez del imaginario literario cubano.

En el volumen, publicado por la Editorial de la Universidad de La Habana (UH), resalta la labor de investigación de Sarría «caracterizada por una búsqueda cuidadosa de fuentes de información, estudios e interpretaciones, así como de textos de poetas de diversas naturaleza, que permanecen más o menos visible en la extraordinaria masa de libros y publicaciones periódicas de la época colonial y de los más de 100 años de vida republicana que vinieron después del cese de la dominación española en Cuba» aseguró Enrique Saínz durante la presentación de la obra en la Sala Lezama Lima de la Fortaleza Morro-Cabaña.

Saínz rememoró que desde leyó el libro por primera vez le sorprendió gratamente la abundancia de la bibliografía para sustentar criterios propios. Una tarea nada sencilla —indicó el miembro de la Academia Cubana de la Lengua—  si tenemos en cuenta que estamos hablando de textos que muchos de ellos solo se hallan en bibliotecas «lo cual nos dice que el acceso a estas fuentes se alcanza sentado durante dilatadas jornadas frente a una mesa de instituciones que atesoran esas páginas poco visitadas por la inteligencia contemporánea».

El texto es un ensayo literario que deriva de la tesis doctoral de Leonardo Sarría, merecedora del premio de la Comisión Nacional de Grados Científicos de Cuba. Confluyen en él ambos géneros —tesis académica y ensayo literario—  que descubren, con total armonía, la lírica cubana de la Colonia, la obra poética de autores importantes del siglo XIX y sus preocupaciones fundamentales «poetas en cuya obra radica la sustancia redentora de la nacionalidad cubana, nuestra propia identidad» destacó Saínz.

Así descubrimos la literatura de autores como Silvestre de Balboa, Plácido, Mendive, Zenea, Heredia, José Martí, hasta llegar a la creación artística de Luisa Pérez de Zambrana y Gertrudis Gómez de Avellaneda, esta última a quien Sarría ubica en el centro de la lírica religiosa de la época.

Por su parte, Sarría resaltó que «este es un libro hecho entre amigos», pues gracias a ellos pudo llevar adelante este proyecto hasta verlo hecho páginas: «La verdad de la amistad ha hecho posible la publicación de este título», aseguró.

La presentación contó con la comparecencia del Doctor Roberto Fernández Retamar, presidente de Casa de Las Américas, Premio Nacional de Literatura y profesor de mérito de la Universidad de La Habana, quien estuvo a cargo del prólogo de este volumen que, sin dudas, llena un vacío en la literatura cubana.