Inicio
Cobertura informativa

Una propuesta de altos quilates llega desde Casa

por: Lilien Trujillo VItón

La sala José Lezama Lima de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña se vistió de gala, este lunes 18 de febrero, al acoger al escritor Roberto Zurbano, director del fondo editorial de Casa de las Américas, quien presentó los textos ganadores de los premios especiales de ensayo, poesía y narrativa, concedidos por la prestigiosa institución en 2012.
   “Estos premios se le conceden, acotó Zurbano, a obras ya publicadas por otras editoriales, cuyo valor dentro de sus respectivos géneros es remarcable y, consecuentemente, insoslayable”.
   Sobre los títulos Blanco nocturno, de Ricardo Piglia; Promesa y desconcierto de la modernidad, de Raúl Bueno y  Obra cierta, de Humberto Vinueza comentaron María Elena Álvarez, la editora Ana María Caballero y el escritor Carlos Bernal, respectivamente.
   La primera de estas obras, ganadora del premio de narrativa José María Arguedes, desarrolla su conflicto principal a partir de un crimen que tiene lugar en la plena pampa argentina de los años 70.
   Según María Elena Álvarez, lo que comienza como una novela policiaca, crece y se transforma en otra historia que va y viene y que devela, en definitiva, un mundo decadente donde la verdad se escapa. 
   Promesa y desconcierto… por su parte, es un texto que emprende un viaje ilustrativo precisamente por todas las añoranzas y desánimos de América Latina durante la modernidad.
   El texto de Humberto Vinueza, Obra cierta,  devela un universo poético que nos deja apreciar el reverso de sus metáforas y el silencio de las cosas, a la vez que insiste en rasgar la herida para saber cómo somos debajo de la piel.
   Estos títulos comparten, a pesar de sus diferencias obvias, el buen hacer y el derroche de recursos lingüísticos, tanto formales como semánticos. Textos que vienen a confirmar el tino de una institución como Casa de las Américas para la inclusión de futuros o quizás, ya clásicos, de la literatura de la región.